En el año 2014  entró en vigor el itp (impuesto de transmisiones patrimoniales) en Catalunya.

Este impuesto viene de la agencia tributaria de Catalunya y es obligado para los alquileres de viviendas. Lo tienen que liquidar los arrendatarios de forma obligatoria. El importe resultante viene dado por la siguiente operación: precio del alquiler x meses del contrato, del resultado se aplica un 0,5% (actualmente es este porcentaje). Como ejemplo, sobre un alquiler de 500€ en un contrato de 3 años, el itp a pagar sería de 90€. Este importe sólo hay que pagarlo una vez en la formalización del contrato de arrrendamiento.

Qué pasa si rescindo el contrato antes de los 3 años ? Bien, pues que no se devuelve la parte proporcional del itp. Y si además le sumamos que alquilamos otra vivienda, entonces tendremos que pagar otra vez el itp.